Los Tucanes de Tijuana se mantienen fieles a su estilo




Guadalajara, Jalisco.- La historia de “La Chona”, de la que siempre iba a los bailes y compraba una botella, es verídica. En entrevista el fundador de Los Tucanes de Tijuana recuerda con cariño el origen de la canción que, sin pensarlo, se convertiría en el emblema de esta banda norteña a 20 años de estrenarla en México.

Fue una petición especial. Un amigo y locutor de Ensenada le pidió a Mario una canción que hablara de su esposa, “La Chona”, la que siempre buscaba bailador y se movía al ritmo que le tocaran. Así surgió la canción que después sería considerada para ser la primera canción promocional del disco “Me robaste el corazón” en 1995, pese a que el señor Quintero no estuviera de acuerdo al considerarla un tema sin mayor gracia ni impacto que compuso en tan sólo cinco minutos.

“La escribí sin buscar que esa canción trascendiera, fue porque me la pidieron. El locutor y su esposa, ‘La chona’, ya fallecieron. Jamás pensé que fuera a gustar, la disquera la quería lanzar, yo quería otra cumbia, no era mi favorita. ‘La Chona’ fue un bonito error, pero ahora es de mis favoritas”, comenta Mario Quintero, voz y fundador de Los Tucanes de Tijuana

Sin fronteras

Los años han pasado y al igual que el “Tucanazo”, otros temas entre corridos, baladas y cumbias, han consagrado a los Tucanes como los embajadores del norteño, distinción con la que recientemente fueron reconocidos en Galicia, España, lugar en el que jamás imaginaron el fervor que causan sus corridos clásicos como “Los tres animales”, “El centenario” y “La piñata”.

“Estábamos preocupados y nerviosos sobre qué pasaría, qué sabían de nosotros. Fue un intercambio cultural al nombrarnos embajadores del norteño en Galicia, la gente comenzó a pedir corridos, fue algo muy raro, nos dimos cuenta que gracias a las redes sociales nuestra música está en todos lados. Nos decían que nuestros corridos están guapos, un modismo que no entendíamos, pero que quiere decir que está muy perrón como dicen en Sinaloa”.

Las sorpresas ahí no terminan, pues a mediados de septiembre la agrupación también fue condecorada con las llaves de la ciudad de Carson, California, en el marco del “Mes de la Herencia Hispana”, acto significativo para los norteños tomando en cuenta la tensión política social entre México y Estados Unidos.

“Cuando comienzas a trabajar no te imaginas lo que puedes lograr con tu esfuerzo, dedicación y disciplina. Recibimos las llaves de la ciudad de Carson; es emotivo, nos llena de energía, disfrutamos mucho ver a tantos latinos reunidos con nosotros a través de nuestra música”.

Prefieren lo tradicional

Aunque en su momento los corridos de Los Tucanes de Tijuana fueron considerados como alterados en la década de los noventa, Mario Quintero destaca que los actuales corridos se han modificado con letras e historias más explícitas que distan mucho de la esencia que ellos promovían: “No sé si la palabra sea que el corrido evolucionó o se distorsionó, creo que sí se ha perdido la esencia de los corridos tradicionales, de las historias musicalizadas. No quiero criticar a nadie, cada quien hace lo que cree correcto. Cuando nosotros comenzamos fuimos muy criticados, porque decían que estábamos echando a perder el corrido tradicional mexicano, que nosotros lo hacíamos alterado”.

Mario Quintero destaca que si bien es válido expresar las situaciones del país a través de la música, exhorta a sus colegas a ser más cautelosos.

“Ahora hay historias muy fuertes y las nuevas generaciones las están cantando. Creo que se ha perdido un poco la libertad de expresión y se ha caído en la vulgaridad de expresión. Hasta nosotros escuchamos algunos y pensamos que están fuera de contexto y que eso no se debe decir de tal forma. Los artistas no debemos perder la sensibilidad civil y cultural, hay que seguir musicalizando historias pero con responsabilidad, no contribuir con situaciones crueles”.

Categories: Norteña

Etiquetas: ,,